¿Por qué escribo?

Hoy me ha llamado Fini, amiga y polisémica con la que he compartido ya varios talleres. Me ha contado un montón de cosas (interesantes), pero sobre todo una: “Rafa está depre, desmotivado”. Como si fuera una señal. —Ese es precisamente el primer capítulo del libro —le he dicho—. Subo un post esta misma tarde. EllaSigue leyendo “¿Por qué escribo?”

#diario

Parece que el tweet “Al próximo poeta que me llore; le parto las piernas” ha causado mucho revuelo. La verdad, no lo entiendo. Ni siquiera recuerdo si fue exactamente eso lo que puse, pero es verdad que los ánimos en el ciberespacio (me encanta esta palabra antediluviana) están muy caldeados y es fácil encontrar ¿personas?Sigue leyendo “#diario”