Elogio de la novela (corta)

Amigo Fernando, Otra vez pasé por Coruña y no me dio tiempo a nada. Me hubiese encantado tomarme una cerveza contigo, volver a tu biblioteca y robarte un libro, ahora que sé que tengo tarifa plana. Además, me hubiese encantado que conocieras a Juan Jacinto Muñoz Rengel.