Empezar con buen pie

Dicen que en la primera frase ya está toda la novela. Qué exageración. Una primera frase puede marcar la diferencia, es una declaración de intenciones, la tarjeta de presentación de tu novela, el gancho con el que esperas atrapar al lector, pero tiene que estar acorde con el resto de la narración. Hay errores, muchos, que no debes cometer, y menos en la primera frase, párrafo, página. Porque el lector huirá. Y si el lector huye, ¿qué nos queda? No sé tú, pero a mí me gusta que me lean. Así que vamos a por ello.

9788497594875-es“Llamadme Ismael. Hace unos años -no importa cuánto hace exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo.”

Si se trata de presentar al protagonista, parece lógico empezar por el nombre, ¿no? Luego ponemos en situación al lector: en un momento indeterminado, no tenía nada que perder y nada que hacer, así que me dediqué a explorar los mares. Eso sí, este narrador no da ninguna confianza. Y esa es la baza que juega Herman Melville en Moby Dick. Una primera persona desganada que nos invita a correr riesgos y descubrir de lo que es capaz. Siempre me ha parecido un narrador un poco pasota. Rozando la chulería, capitán Acab.

9788433920317-esSiguiendo con la primera persona, pero con un tono mucho más actual, casi como si el narrador se estuviese dirigiendo a nosotros directamente. Kurt Vonnegut se esfuerza en las primeras líneas de Matadero Cinco en convencernos de que lo que nos va a contar es verdad y no los delirios de un soldado.

“Todo esto sucedió, más o menos. De todas formas, los partes de guerra son bastante más fieles a la realidad. Es cierto que un individuo al que conocí fue fusilado, en Dresde, por haber cogido una tetera que no era suya. Igualmente cierto es que otro individuo, al que también conocí, había amenazado a sus enemigos personales con matarlos por medio de pistoleros alquilados.”

 

51ZrP5uuzqL._SX329_BO1,204,203,200_Para terminar con los narradores en primera persona, El guardián entre el centeno de J.D. Salinger. Es uno de mis libros preferidos por lo que no puedo ser muy objetivo. Pero si lees este principio y no quieres saber qué le va a suceder a Holden, no hablamos el mismo idioma. Salinger demuestra desde la primera letra una técnica que muy pocos escritores han conseguido manejar a ese nivel.

“Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarles nada de eso.”

41QfaXmMyZL._SX323_BO1,204,203,200_

Vamos con algo muy distinto. Anna Karenina de Leon Tolstoi. La tercera persona podría parecer menos propicia para crear una voz auténtica, poderosa, personal. Todo lo contrario. Hay muchas novelas escritas en tercera cuya voz es difícil de olvidar. Y Tolstoi dispara su primera bala al epicentro del tema.

“Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada.
En casa de los Oblonsky andaba todo trastocado. La esposa acababa de enterarse de que su marido mantenía relaciones con la institutriz francesa y se había apresurado a declararle que no podía seguir viviendo con él.”

b21f3feea480e3150f71159c0fbd69a6Otro ejemplo de como empezar una novela haciendo alusión (in)directa al tema de la misma es Lolita de Vladimir Nabokov. Una historia sobre la obsesión que tiene uno de los mejores inicios de la literatura. Léelo en voz alta y juzga tú mismo. Si tienes suficiente nivel de inglés, disfrutarás mucho más acudiendo al texto original.

“Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta.”

Así que ya sabes: construye un narrador, elige el momento en el que deseas que arranque la acción y lánzate a escribir. Ánimo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: