Big Little Lies, mejor el libro

En esta ocasión vuelve a cumplirse el tópico “el libro es mejor que la película”. Y eso que la serie de HBO es de lo mejorcito que he visto este 2017. Espectacular Nicole Kidman. Soy muy fan de esta actriz, lo reconozco, y más desde que interpretó a Virginia Woolf en Las horas. Sin embargo, los cambios que han hecho para adaptar la trama de la novela a la pequeña pantalla, restan valor a una historia que te seduce, conquista y te obliga a decirle a tu pareja eso de “otro y luego nos vamos a la cama”. Cincuenta minutos después, vuelves a decirlo. Pero esta tensión YA estaba en la novela de Liane Moriarty, 500 páginas en las que disecciona a un grupo de padres de un colegio pijo (perdón, de clase alta) enfrentados por un caso de acoso escolar. No te preocupes, no voy a hacer spoiler. No voy a decirte quién es el muerto, ni quien el asesino. Sólo voy a señalarte las diferencias entre la novela y la serie para intentar que te leas el libro antes de darle al Play. Porque merece la pena. O también puedes regalar el libro a alguien a quien quieras mucho, por ejemplo, tu madre. Le encantará.
ESL58031Las diferencias
La historia se basa en los tres personajes que ves en la portada (modificada tras el lanzamiento de la serie). De izquierda a derecha: Celeste, Madeleine y Jane. El casting es perfecto. Te prometo que después de leer el libro, al verlas, no me sentí decepcionado. Sin embargo, las tres han sufrido transformaciones. Celeste, Nicole Kidman, es quien sale mejor parada, a Madeleine le han cambiado la personalidad y a Jane le han puesto una pistola. Aparece hasta en los créditos.

1. En la novela no hay ninguna pistola. Sí hay culpa, venganza, autodestrucción, malos tratos, inseguridad y snobismo, pero ninguna pistola. Y eso es lo que más me llama la atención. Una productora como HBO, responsable de las mejores series que hemos visto, ha adelgazado el conflicto de Jane, Shailene Woodley, el detonante de esta historia, restándole fuerza a una trama que en el libro te seduce.

2. El cambio de personalidad a Madeleine, Reese Whiterspoon,  la convierte en un personaje políticamente correcto. Sí, también tiene su secreto, pero el de la serie no tiene nada que ver con el del libro.  Adivina cual prefiero. Para los estudiantes más aplicados: este cambio les obliga a introducir toda una subtrama en la serie.

3. El final. Llegarás al capítulo 7 con ganas. Seguro. La serie está muy bien producida, interpretada y dirigida. La tensión aumenta un punto en cada capítulo y no sabes por dónde va a explotar. Disfrutarás de los últimos 52 minutos, la fiesta, los disfraces, la resolución de cada una de las tramas y podrás irte a dormir. Por fin. Pero si estuvieras leyendo el libro no habrías podido parar de leer las últimas 100 páginas. Y tendrías una última vuelta de tuerca que sirve para sacar brillo a la historia. Eso sí que no está en la serie. Aunque han anunciado una segunda temporada. Quizá se lo hayan reservado para el año que viene.

Aunque dicen que segundas partes nunca fueron buenas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: