Elogio de la novela (corta)

Amigo Fernando,
Otra vez pasé por Coruña y no me dio tiempo a nada. Me hubiese encantado tomarme una cerveza contigo, volver a tu biblioteca y robarte un libro, ahora que sé que tengo tarifa plana. Además, me hubiese encantado que conocieras a Juan Jacinto Muñoz Rengel. Juan Jacinto ha escrito una novela muy interesante. Es capaz de meter en el mismo libro lo que no te imaginarías. A un amante de Franzen como tú, ¿qué efectos secundarios le puede producir una novela así? Se titula El gran imaginador. Pásate por Berbiriana y échale un vistazo, allí estaba. Por cierto, no te tomes a mal lo que te conté por WhatsApp, lo de la chica que iba a comprar tu libro y le dije que mejor se lo pensara dos veces. Lo hice por todo lo contrario, hombre, he leído que la psicología inversa funciona muy bien, pero algo debí hacer mal. El caso es que no se llevo tu libro y tampoco el de Juan Jacinto, pero sí se llevo un tocho de libro (no recuerdo cual) así que imagino que volverá a la librería y es más fácil que compre el vuestro que el mío, ya sabes, que pasar de 250 páginas me parece un abuso de confianza. Hay otras muchas cosas que hacer que estar pegado a un libro, el mismo, durante un mes, que no todos tenemos toda la tarde para leer. La chica, se me olvidó preguntarle el nombre (seguro que Alejandra lo sabe), me contó que leía una hora al día. A ese ritmo un tocho como el tuyo, o como el de Juan Jacinto, le puede durar uno o dos meses. Así no nos renta a los demás. Si hay pocos lectores y están monopolizados por este tipo de novelas, los demás no podemos meter baza. Quizá deberíamos limitar el número de páginas por libro. El gran imaginador podría ser una trilogía. Nos rentaría más a todos. Juan Jacinto ha estado 14 años escribiendo este último y en menos de 3 meses desaparecerá de las librerías (ojalá no, pero es lo más normal, el ciclo de vida que lo llaman). Con mi idea podía sacar 3 libros, teníamos 3 presentaciones y excusa para 3 convocatorias a medios de comunicación. No me digas que no es buena idea. Y tu libro podían ser 2. Primera parte, la historia de amor adolescente, y segunda parte, la ruptura matrimonial. Ahora mismo tendrías a todos tus lectores mordiéndose las uñas, “ansia viva” a la espera de la segunda entrega. Y, en seis meses, tendríamos otra excusa para tomarnos una cerveza y volver a hablar de libros en Moito Conto. ¿No me digas que no es buena idea? Tío, que eres publicista. No sé como no se te ha ocurrido a ti. Le voy a dar una vuelta y lo hablamos en mi próximo viaje. Estoy por allí el 28 de febrero. Lo volvemos a intentar. ¿Has leído algo interesante? ¿Qué tal los niños?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: