#diario

Ver el final del partido Bayern-Barça ha sido como sentir que cada vez te quedan menos páginas para terminar una gran novela: no quieres que se acabe. El resultado ha sido justo, el Barça estaba desmembrado sobre el terreno, sólo aguantaba el enorme Iniesta, caballero del balón, y el Bayern, una apisonadora implacable. No quiero que se acabe el ciclo como no quiero terminarme esa gran novela que tengo sobre la mesilla. No entiendo de colores, pero distingo la belleza y sé que las grandes novelas son escasas: ¿cuanto tardaré en encontrar otra de este nivel? Podría volver a leerla, pero no sería lo mismo. Puede que el epílogo se prolongue 7 días o hasta la final de la Champions, pero el final está muy cerca (como ya sabía Guardiola). Y sólo me queda gratitud por los buenos momentos. Y soñar con que, en breve, tengamos otra gran historia (de pequeño era del Athletic,  eso lo contaré mañana). Gracias, Guardiola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: