Correr el tupido…

Mario Vargas Llosa, reciente Premio Nobel de Literatura y que fuera amigo de José Donoso, ha dicho sobre este libro: “En pocos libros como en éste se puede seguir, paso a paso, de manera tan vívida, la gestación de las novelas de un autor.” Y lo dice con conocimiento de causa: Vargas Llosa es uno de los muchos escritores que aparecen en este libro, escrito por Pilar Donoso, hija adoptiva de José Donoso y de María Pilar Serrano, esposa de éste último, y cuyo testimonio también ha sido rescatado a través de sus diarios. Es, por lo tanto, un libro a tres voces, la del escritor y su esposa a través de sus diarios y/o conversaciones grabadas y la impresión, el análisis, de su hija, más de diez años después, en este, según sus propias palabras, “…desafío: lograr descorrer ese tupido velo al que el mismo José Donoso, mi padre, recurría. Descubrir, finalmente, el rostro que se escondía tras sus numerosas máscaras y que ocultaban su gran temor de no ser aceptado por los demás”.

Las máscaras

El propio Donoso reconoció en sus diarios que “Lo que hay detrás del rostro de la máscara nunca es un rostro. Siempre es otra máscara”. Un juego complejo que Pilar Donoso desarticula para que el lector conozca a José Donoso en sus diferentes facetas: como marido (le puso dos condiciones a su esposa: tenía que saber conducir, él no sabía ni pensaba aprender, y que leyese a Proust, para así tener un tema de conversación), como padre (es la hija Pilar quién le protege, escena nítida en la página 88), pero también descubrimos lo que Donoso y su entorno pensaban del resto de escritores con quienes se reunían (p. e. la admiración mutua con Carlos Fuentes, gracias al cual el autor chileno publicó su primer libro en EEUU) y, lo que es más interesante, la relación entre la vida y la obra de José Donoso; desde su proceso creativo (pág. 277) hasta cómo y porqué se gestó El obsceno pájaro de la noche, un parto difícil, complicado, fruto de la esterilidad de la pareja y de la que fue, durante mucho tiempo una de las obsesiones de José Donoso: los vagabundos. Miedo, pero también atracción por ese tipo de vida “…Era la libertad de la destitución, de no poseer nada ni ser nadie, lo que en ese momento me seducía; más aún, lo que envidiaba obsesivamente”. Y más de una vez estuvo a punto de quedarse sin nada hasta que, in extremis, aparecía una beca de creación o la oferta de alguna universidad para que impartiese un curso.

Este libro muestra en profundidad la relación entre la vida y la obra de uno de los autores chilenos más importantes del siglo XX, José Donoso.

José Donoso es el autor de la novela El obsceno pájaro de la noche, nouvelles como Casa de campo o El jardín de al lado, libros como Historia personal del Boom o Conjeturas sobre la memoria de mi tribu, que vueltos a leer, tras conocer la versión de Pilar Donoso, suscitan nuevas interpretaciones y una conclusión: hay escritores cuya vocación es superior a cualquier deseo de fama, poder o estatus; escritores que, como José Donoso, viven “…en la orilla misma del no vivir”, son escritores de raza y, como al autor chileno le sucedía, viven para escribir; de alguna forma nada existe si no lo ponen por escrito, ya sea en sus diarios, en forma de novela, cuento o poesía porque José Donoso era, por encima de todo, escritor. Como le dijo a su hija adoptiva, cuando ésta le preguntó qué quería que dijera su epitafio: “Escritor. No quiero nada más. Eso he sido.” Y así fue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: